¿SANIDAD PÚBLICA O PRIVADA?

¿SANIDAD PÚBLICA O PRIVADA?

En la vida, para gustos los colores. Lo que a alguien le puede funcionar a otra persona no y viceversa. Vuelvo a recalcar en este asunto, porque las opiniones que os voy a contar son en base a mi caso, pero no sifnifica que mi opinión sea la que vale ni mucho menos. Simplemente es la mía.
Ahora a toro pasado, sigo pensando exactamente lo mismo. Es más, si llego a saber el tiempo que perdí por la Seguridad social, ni siquiera habría intentado buscar ninguna ayuda por allí. Sé que muchas personas piensan que es demasiado el coste de los tratamientos y deciden esperar a hacerlo por lo público, y me parece fenomenal, pero ahí entran varios factotes en juego como la edad ( en la S.S establecen los 40 años como tope y en la privada no ) y el tipo de problema que tengas, ya que en mi caso concreto, mi «problema» no me lo cubrían por la Seguridad social. de modo que hubiera querido o no hacerlo por lo privado, no me habría quedado otra opción.
Voy a analizar varios puntos en las dos situaciones y os voy a dar mi opinión.

El primer factor a analizar es el trato. Cuando estás mal, triste, deprimida etc no necesitas a alguien amargad@ que te trate como a un@ mas de la lista, porque estás vulnerable en todos los sentidos y ahí no se puede comparar. Sé que mucha gente dice eso de » te tratan bien porque lo pagas » y en parte es cierto, pero se ve y se nota la calidad humana de las personas a la legua y más en un caso de casi 4 años como el mío, ya que es mucho tiempo para llegar a tener un trato mas cercano en el que se demuestra su empatía. En el público el trato es frío y poco cercano, nada que ver con el cariño y la comprensión que recibí en el privado.

Otro punto importante a tener en cuenta son las citas ya que como sabéis, en estos tratamientos hay que ir muchas veces y en lo público estas atada a una cita, un día y una hora. En cambio en lo privado tienes la facilidad de elegir tú la cita y si quieres o no puedes ese día, tienes la opción de cambiar la cita . Y ya no hablemos de las esperas, porque en lo público puedes pasarte 2 horas en la sala de espera del hospital y si se está trabajando, es totalmente inviable ya que se va una mañana entera sólo para una consulta debido a la tardanza.
En el público mi pareja a muchas consultas no podía pasar, como ya os conté en el ejemplo de los abortos, pero en el privado siempre estuvo conmigo.

La privacidad es otro factor para mi importante, ya que si vives en un sitio pequeño o no quieres que nadie sepa tu caso o problema, en el privado está mucho mejor establecido. En el hospital te pasas tanto tiempo en la sala de espera que te ve todo el mundo y encima te avisan por pantalla y todos saben a lo que vas. A lo mejor a vosotras eso os da igual, pero cuando llevas tanto tiempo ya estas harta y cansada y lo que menos te apetece es que venga fulano o mengano a decirte «anda te he visto en fertilidad, ¿qué te pasa? «…

También hay una cosa que me gusta más del privado y es que te dan una foto de todas las ecografías que te hacen. Sin embargo en el público si no la pides a veces ni te la ofrecen.
Y para terminar y para mí una de las cosas más importantes es que siempre te vea la misma persona y eso en el público ya sabéis que no pasa. Yo cada vez que fui me atendió una persona diferente, que se leía todo mi historial delante de mí y era volver a empezar de cero a hablar con un desconocido de toda mi historia.
Por lo privado eliges o te asigan ginecólog@ y es esa misma persona quien te lleva todo, exceptuando si algun día esta enfermo o cosas así, claro está.

En resumen, lo único bueno para mí de la Seguridad Social es el dinero, que obviamente, es el factor clave para muchas parejas.
Yo no entro en valoraciones personales porque cada pareja tendrá sus circunstancias económicas personales, pero si podéis, yo no me lo pensaría.

Deja una respuesta