PRIMERA PARADA EN EL CAMINO (primer aborto)
Car wheel with flat tire icon vector illustration

PRIMERA PARADA EN EL CAMINO (primer aborto)

Tras pasar unas vacaciones de verano super felices regresamos a casa y una noche cuando fui al baño, al limpiarme, vi que sangraba así que asustada fuimos corriendo al hospital. Allí fue todo super triste… El trato es frío ,ya que ellas están acostumbradas a éstas situaciones todos los días y pienso que eso a veces les hace perder la empatía a la hora de tratar con las pacientes y por otro lado, el hecho ( con el que no estoy de acuerdo para nada) de que no dejen entrar a tu pareja contigo. Lo hace todo aún más triste ya que yo quería que él estuviera a mi lado porque entraba aterrada a la consulta y además, cuando una va nerviosa y llorando, no se entera de lo que le están explicando…Pero en fin, así son las cosas en la Seguridad social.

Al pasar, me hicieron una ecografía y me dijeron que la causa del sangrado era un posible aborto…Se me cayó el mundo encima…Todo lo que me dijeron a continuación lo escuchaba de fondo, como un zumbido…

Me mandaron unas pastillas de progesterona vía vaginal como «refuerzo» para ponerme mañana y noche, pero el sangrado fue a más de modo que tuve que volver y ahí es cuando me confirmaron que lo había perdido.

Pero lo más duro viene cuando te dan un sobre con unos guantes ,unos viales de suero y unas pastillas y te mandan a tu casa para que tú te las pongas vía vaginal para expulsarlo…Expulsarlo…como si fuera cualquier cosa…

Aun recuerdo que no se me acababan las lagrimas…No se habla mucho de este tema pero son terribles los dolores que provocan las pastillas, al menos en mi caso, para provocarte esas contracciones que hacen que lo expulses. Ir al baño y sangrar durante días fue duro, muy duro, sobre todo porque una nunca cree que estas cosas le vayan a pasar a ella y nadie está preparada psicológicamente para afrontar esas situaciones.

Los días posteriores fueron bastante tristes pero lo que nos ayudaba a animarnos era el pensar en que esa, había sido tan solo una parada en el camino y que seguiríamos adelante sin problemas, o al menos, eso era lo que creíamos.

Deja una respuesta