LA FRASECITA DEL ARROZ…

LA FRASECITA DEL ARROZ…

Si hay una tema que todas las personas que hemos pasado por esta situación hemos sufrido, ha sido la presión social y las desacertadas preguntas y opiniones de la gente.Parece mentira que, con los años de evolución, aun tengamos que escuchar preguntas presionando sobre el cómo y el cuándo a la hora de ser madres/padres.Yo en mi caso personal lo pasé bastante mal, ya que tengo una hermana que me ha dado dos sobrin@s preciosos a los que quiero infinitamente, pero con la que siempre me comparaba la gente para recordarme que yo ya no era tan joven para tener mi propia familia. Me parece increíble que la gente aun juzgue que tiene la ser la hermana mayor la que tenga primero los hijos que la pequeña. A veces me da la sensación de que hay gente que viviría mejor en cuevas cazando bisontes.
Si hay una frase estrella en este tema es » se te va a pasar el arroz»… El arroz… La maldita frase del arroz…Recuerdo cada vez que iba a mi casa y salíamos a dar un paseo y nos encontrábamos con alguien conocido y nos parábamos a hablar. Lo recuerdo porque en mi cabeza estaba el temido momento en el que esa persona me iba a decir » ¿y tú que?», «¿no te animas?»… Es que mira que hay temas de los que hablar, pero no, siempre lo mismo cada paso y con cada persona que te parabas. Y tú lo único que piensas es

Además, a mí siempre me han encantado l@s niñ@s, de modo que cuando me veían con mis sobrinos y la manera en que se me caía la baba con ellos, la gente se extrañaba más aun de que yo no los tuviera.
Vivimos en un mundo donde no hemos avanzado nada en ese aspecto. Parece que a los 25 tenemos que estar casados, al poco tener el primer hij@ y después un segundo y, aun así, nunca es suficiente. Siempre hay alguien que va a venir a molestar con las preguntas de: «¿no tienes novi@?», pero si lo tienes entonces viene el «¿no os casáis?», y si ya lo estáis, entonces ya pasan al plato fuerte «¿no tenéis hijos?», y si ya tienes uno pues eso tampoco les detiene porque entonces llega la de «¿y para cuando un hermanit@ o le vais a dejar sol@?»… El caso es meterse en la vida de las personas. Pero de lo que no se dan cuenta es de que tras una » inocente» pregunta, hay dolor y hay personas que lo están pasando mal y que cada vez que escuchan una de esas preguntas, solo quieren que les trague la tierra.
Yo a veces contestaba de mala gana y otras, simplemente decía » ya llegaran» y la verdad es que muchas veces estuve tentada de soltar algo del tipo «pues es que no puedo tenerlos» y dejarles con la cara del revés.Y lo peor de todo es que muchas veces es la gente más cercana de nuestro entorno o de la propia familia la que nos avasalla con esas preguntas y tienes que poner la cara bonita y aguantar estoicamente.
Ya bastante tenemos nosotras con tener que ver embarazadas por todas partes y no arrancar a llorar como para tener que aguantar tonterías. Porque no se si a vosotras os pasaba, pero yo salía de paseo y solo veía barrigas…Y claro esto no es como el que tiene un coche malo y llora porque quiere uno mejor, porque nuestro problema no se arregla con dinero y ahí está lo malo.
Hay una situación curiosa que os quiero contar y es que recuerdo una mañana estando en una terraza, ponerme a llorar porque ese día solo veía embarazadas y parejas paseando con carritos y yo super triste y enfadada diciendo que estaba harta de ver embarazadas. Pues bien, cuando yo estaba de 6 meses, íbamos paseando por ese mismo sitio y pasamos por esa misma terraza y había dos chicas sentadas justo en el mismo sitio que nosotros aquel día y una de ellas estaba llorando y pude ver perfectamente como le decía a su amiga que estaba harta de ver embarazadas… Con esto vuelvo a aprovechar para deciros que nunca hay que rendirse y que hay que intentar pasar de ser la chica que está sentada en esa terraza a ser la que va feliz de paseo. Al menos ¡hay que intentarlo!Os diría que pasarais de lo que dice la gente, pero se lo difícil que es y las ganas que dan de decirles que se metan la lengua en el culo.

Pero al final solo queda tener paciencia ,dar un portazo y reanudar nuestra marcha .

Deja una respuesta