PRESION SOCIAL

PRESION SOCIAL

Quería hablaros en esta entrada de la presión social a la que estamos sometidas las mujeres con respecto al tema de la maternidad.Cuando por ejemplo os comentaba en otra publicación lo de la maldita frase de que se nos pasa el arroz, si os dais cuenta y aunque vayáis con vuestra pareja en ese momento, si alguien lo pregunta por la calle nos lo dicen a nosotras. Nos miran a nosotras, a ellos nunca. ¿Qué pasa?, porque a ellos parece que el paso de los años no les perjudica en este tema cuando no es así. Parece que el hombre puede ser padre a la edad que quiera y que el peso de la edad solo recae en nosotras.
Múltiples son los factores que pueden influir en este tema y el problema puede venir de ambos lados. Me parece lamentable que en una sociedad que va de moderna aun sigamos con estos topicazos.
Otro tema que me cabrea mucho es el factor laboral. ¿qué es esto de que se pregunte en una entrevista si eres madre? ¿Acaso a un hombre cuando va a hacer una entrevista de trabajo le preguntan si es padre? !!No!! No es justo y me parece vergonzoso. El hecho de ser madre no significa que no podamos desempeñar ese trabajo bien o que vayamos a faltar más. Ya nos cierran la puerta solo por decir que si y es muy triste. En uno de mis anteriores trabajos tenía una compañera que era mamá y no faltó ni un solo día, pero otra de nuestras compañeras que era una chiquilla, se inventaba enfermedades y problemas familiares mes si y mes también para escaquearse del trabajo, así que ya está bien de prejuzgar.
Recuerdo en una entrevista que tuve yo hace unos años y me lo preguntaron apenas empezar. Yo en ese momento no era mamá y dije que no tenía hij@s y ¿sabéis lo que me preguntaron?, ¡¡que si pensaba tenerlos!! Pero madre mía que vergüenza y que encerrona. Me dieron ganas de decirle pues mire usted, no los tendré porque mis planes de futuro son vivir con 30 gatos… Pero por favor, ¿cómo se pueden hacer esas preguntas?


Lo más triste de todo es que a igualdad de currículos, van a coger siempre a la que no sea madre. En este país no se facilita la conciliación laboral. Nos lo ponen muy difícil a la hora de ser madres trabajadoras porque en vez de ayudarnos o darnos facilidades, solo nos ponen trabas y nos hacen sentir que, si somos mamas, ya no valemos para trabajar. Nos hacen elegir entre ser madres o mujeres trabajadoras. Nos hacen elegir y la palabra elegir es de las peores que hay. Si hace años los tiempos hubieras sido como ahora y alguien les hubiera dado ese ultimátum a sus madres, me pregunto cuántos estarían hoy en día aquí gracias a tener que elegir.

Deja una respuesta