MI EMBARAZO

MI EMBARAZO

Mi embarazo lo recuerdo como 9 meses de angustia continua. Siempre me ha dado mucha envidia de las chicas que dicen que es la parte más bonita y que la han disfrutado mucho. Me habría gustado vivir esos meses de otro modo y recordarlos como algo feliz ya que tanto me había costado llegar a ese punto, pero precisamente por eso, fue al revés. Cogí 13 kilos, más o menos uno al mes y tuve muchas nauseas los 9 meses, pero nunca vomité. Lo que si me pasó de manera exagerada era lo de ir al baño cada poco jeje.

Como os contaba me hice un test en casa y salió positivo y el día 30 me hicieron la analítica en la clínica y tenía una beta de 230. Era buena cifra, pero decidieron repetirla en cinco días para ver si todo marchaba bien. Al repetir la beta salió 2700 de modo que parecía que todo marchaba como debería, pero esa noche empecé con un manchado color café y a la mañana siguiente ese manchado se convirtió en sangrado más abundante. Llamé a la clínica, pero me dijeron que no me preocupara ya que podía ser sangrado de implantación y me dijeron que siguiera con la medicación y llamara si fuera más abundante o de un rojo más claro. El sangrado paro, pero me cogió ciática de modo que pasé unos días fastidiados.

A los pocos días volví a manchar, imaginaros mi miedo a volver a perderlo… Me hicieron una ecografía y estaba todo bien así que me mandaron progesterona. Ahí estaba de 5+2. El sangrado paró a los pocos días.El 18 de febrero tocaba revisión y eco y en esa cita pudimos escuchar el latido del bebe. Fue un momento precioso, pero como ya habíamos estado en ese punto anteriormente, no lo disfruté del todo. Por eso digo que mi embarazo fue agridulce.El día 22 volví a manchar y esa vez un rojo claro y bastante cantidad así que de nuevo al médico y a hacerme otra ecografía y todo estaba bien. Me dijeron que era sangre de unos pequeños hematomas del cuello del útero y que me quedara tranquila y me mandaron unas inyecciones para pincharme en la barriga de nuevo durante 1 semana que se llamaban prolutex 25mg. A la semana me hicieron una ecografía y todo estaba perfecto de modo que dejé las inyecciones y me dijeron que hiciera vida normal. Ahí estaba de 8 semanas ya.El 13 de marzo estaba de 10 semanas y me tocaba prueba en la seguridad social para hacer la analítica y cribado del primer trimestre.A los pocos días volví a sangrar bastante así que otra vez con el corazón en un puño a urgencias. Todo estaba bien y me dijeron que no me preocupara, pero claro…El 18 de marzo estaba de 10+5 y me hicieron otra analítica y todo seguía bien. El 21 de marzo la matrona me dio los resultados de del cribado y todo estaba bien, cosa que ya sabíamos, ya que nosotros al tener hecho el DGP ya sabíamos que no iba a tener anomalías.El 29 de marzo tuve otro eco en el S. Social y me confirmaron que era una niña, Cosa que ya sabía también por el DGP. El mes de abril transcurrió tranquilo y nos fuimos en semana santa a mi casa a pasar allí unos días hasta el día 25 que me tocaba otra ecografía. Estaba todo bien y escuchamos latido de nuevo. El 5 de mayo en el día de la madre recuerdo a la gente felicitándome y yo diciéndoles que no, que hasta que no estuviera la niña fuera yo no iba a celebrar nada. Mi embarazo estuvo marcado por el miedo.En mayo me hicieron la morfológica y todo estaba correcto. En junio me hicieron la prueba del azúcar y todo bien. Yo había pedido que me a realizaran antes ya que en otras comunidades a las chicas mayores de 38 se la realizaban en el primer trimestre, pero nada…. Cada sitio sus normas, así que hasta el mes 5 de embarazo no me la hicieron.Durante todo el embarazo tuve muchos ardores y confirmo que el mito absurdo de que eso es porque el bebe tiene mucho pelo es mentira ya que mi hija nació pelona como una bombilla.Ese verano me fui a pasarlo a mi tierra para huir del calor de esta zona, ya que además con la rinitis gestacional lo estaba pasando fatal con la humedad aquí. En julio me regalaron un eco en 5D y no salió todo lo bien que esperábamos porque no se dejó ver nada y por más chocolate que me dieron y más paseos que me di no hubo manera y el chico le dio tanta pena que me dijo que volviera al día siguiente a ver si había suerte jaja, pero nada, ella no quiso enseñarnos su preciosa cara hasta que nació. Las siguientes ecografías fueron bien y en agosto me recetaron hierro y también realizamos la visita a los paritorios y nos contaron un poco como era todo el procedimiento. Pesaba 1978 y todo seguía bien. Parecía que ya estábamos cerca de llegar al final del viaje y cada vez tenía más ganas de que acabara el embarazo. El 2 de septiembre me hicieron la prueba desagradable del bastoncillo y todo bien también. El 9 de septiembre fui a monitores y pesaba 2600. En octubre empecé con contracciones fuertes y el día 9 tenía la revisión de la semana 40 y me dijeron que él bebe no estaba cogiendo peso y que me dejaban ingresada para provocarme el parto.

Deja una respuesta